Vale más canción humilde que sinfonía sin fe. J.C.
«Si no vives para servir, no sirves para vivir»
es el lema de http://www.mesterdeobreria.blogspot.com/

Luis Corvalán ha muerto el 21 de julio en su casa de Santiago de Chile, a los 93 años de edad. Don Luís Corvalán es figura histórica del movimiento obrero chileno y ex secretario general del Partido Comunista de Chile desde 1958 hasta 1990.

Detenido en la isla Dawson tras el golpe militar en 1973, fue liberado por una amnistía de 200 presos políticos y canjeado por el disidente ruso Vladimir Bukovsky. Recibió asilo político en URSS y regresó a Chile en solamente en 1988. En el día de hoy fue homenajeado por más de tres mil personas. Lo recuerdo con éste poema de Gustavo Valcárcel, notable y revolucionario poeta peruano.

X

ESTE es Corvalán el muy querido,

ducho en campos de concentración

en luchas proletarias, en ternuras

de esposo y padre, de combatiente y hombre

de militante sin arrugas

de soldado que ignora lo que es la rendición.

Cuando te pienso entre mil muros

se me cae el alma para arriba

y se une a ella a la gran ronda

que pide libertad para tus sueños.

Quizá sabrás, Luís Corvalán,

que el mundo gira veloz hacia la izquierda

que la rosa busca al pan a todo trance

porque se acerca el día de ambos para todos

y quieren estar juntos

en matrimonio de amor indisoluble.

Obrero mayor del porvenir chileno

aprieto mis insomnios con los puños

agarro a la soledad de los cabellos

meto en su jaula a la tristeza

me paro en la noche.Palpo.Oigo.Grito.Veo:

en medio de la adustez de los alambres

en la grupa del tiempo del recuerdo

de espaldas al cadalso puesto a punto

al centro de la negrura mal cuajada

lo único que brilla es el ensueño

de tu roja alegría comunista.

(Gustavo Valcárcel)

Share