Ven, bésame!…
Qué importa que algo oscuro
Me esté royendo el alma
Con sus dientes?

Yo soy tuya y tú eres mío… bésame!
No lloro hoy… Me ahoga la alegría,
Una extraña alegría
Que yo no sé de dónde viene.

Tú eres mío… ¿Tú eres mío?…
Una puerta de hielo
Hay entre tú y yo:
Tu pensamiento!

Eso que te golpea en el cerebro
Y cuyo martillar
Me escapa…

Ven, bésame… ¿Qué importa?…
Te llamó el corazón toda la noche,
Y ahora que estás tú, tu carne y tu alma,
Qué he de fijarme en lo que has hecho ayer?
¡Qué importa!

Ven, bésame… tus labios,
Tus ojos y tus manos…
Luego… nada…
Y tu alma? Y tu alma!

Magda Portal,
Perú

Share