Vale más canción humilde que sinfonía sin fe. J.C. «Si no vives para servir, no sirves para vivir» es el lema de www.mesterdeobreria.blogspot.com



¿A dónde se fue el cielo que cabía en tus ojos


Sin llegar a ser lluvia en el mar de los míos?


¿Dónde el perfil de duna de tu espalda mordida


Por la luz de la tarde y mis dedos de angustia?


Despedazo los leños que carcome la noche


Buscando aquellos puntos cardinales de tu alba


Y herido por las brasas maceradas de un beso


Retrocedo sin ganas ya de construir la esfera


Casi casi un guiñapo que la derrota impulsa


Repto y rapto gajitos de esperanza al olvido


Seguro de que lo único que no muere es el eco


Del dolor con su cauce de río embravecido


Y allí en el horizonte de mi celda de sueños


El cielo de tus ojos me perfila tu piel.

Share