«Si no vives para servir, no sirves para vivir»
es el lema de los blogs de Julio Carmona
(editados con la colaboración de Juan Víctor Alfaro):
http://www.vosquedepalabrasvives.blogspot.com/
http://www.mesterdeobreria.blogspot.com/

Acostumbrado a conculcar los derechos humanos a escala planetaria y quedar impune, el imperialismo norteamericano se ha visto expuesto a una sanción moral por la revelación del sitio web http://www.wikileaks.org/ al publicar casi 250.000 informes clandestinos del espionaje diplomático estadounidenses. Este hecho es más devastador, pero menos espectacular que los ataques del 11 de setiembre del 2007.

El imperio es vulnerable y su servicio de seguridad ha fracasado. La entraña inmoral del capitalismo ha sido puesta en evidencia. Cada vez más personas se sientes asqueadas y dolidas por las prácticas ilegales del gobierno norteamericano. La persuasión, intimidación y la disuasión ya no le funcionan como antes. Así lo demuestra el sitio web ya mencionado y la actitud de Bradley Manning, ex analista de inteligencia del Ejército de Estados Unidos en Irak que está bajo arresto del Ejército de Estados Unidos acusado de filtrar un video clasificado que muestra un ataque de helicóptero en el 2007 que produjo la muerte a una docena de personas indefensas en Irak, incluyendo a dos periodistas de Reuters. http://www.youtube.com/watch?v=Wfzz12LzMuQ

EE.UU- espía y desestabiliza a los gobiernos que discrepan de su política exterior. También espía a los países aliados como nuestro país. Lo que ha ocurrido ahora es un devastador golpe psicológico. Es que le han dado con su propia “medicina”. La gran empresa de espionaje mundial ha sido espiada y puesta en evidencia. En suma, y como decimos en el Perú: al águila le han robado los huevos.

Se suele decir, de manera general, que los golpes enseñan. Entonces, qué lección sacaría el gobierno norteamericano? Ninguna sustancial. Pues, no cambiaría su política exterior. Únicamente, renovaría la seguridad física y criptográfica de sus archivos secretos con tecnología de punta. Y, en una guerra psicológica, difamaría y descalificaría a Julián Assange, la cabeza visible del sitio web http://www.wikileaks.org/ Sin abrir un debate sobre el contenido concreto de las revelaciones ni cambiar, repito, su política exterior.

La base de mi presunción es inferida de la filosofía propia del imperialismo: el pragmatismo. Filosofía caracterizada por la inmediatez y la ausencia de valores. Es mi humilde, y tal vez pueril actitud, deseo que el gobierno de EE.UU. cambie su política exterior. Toda la humanidad saldría beneficiada.

30/11/2010

Share