«Si no vives para servir, no sirves para vivir»
es el lema de los blogs de Julio Carmona
(editados con la colaboración de Juan Víctor Alfaro):
http://www.vosquedepalabrasvives.blogspot.com/
http://www.mesterdeobreria.blogspot.com/

Estos tres nacieron juntos
y tendrán igual mortuorio,
por eso es que hacen jolgorio
de sus robos y difuntos.

El diario El Mundo de España confirmó la primicia del prestigioso diario La República sobre la utilización de las instalaciones de la DIROES para la campaña proselitista de Keiko Fujimori. En dicha celda el recluso Alberto Fujimori, condenado a 25 años por delitos de lesa humanidad, está coordinando la campaña de su hija con la complacencia de los funcionarios del INPE y de la Policía Nacional, quienes estarían recibiendo órdenes del más alto nivel que provendrían del propio Palacio de Gobierno, lo que demuestra la alianza entre el Fujimorismo y el APRA.

A esto se suma, la descarada intervención del Presidente García en el proceso electoral para atacar a Ollanta Humala, y la denuncia del diario LA PRIMERA sobre un plan orquestado entre cierto sector empresarial, periodistas, políticos, servicio de inteligencia nacional y los Fujimoristas para demoler la imagen del nacionalista, plan que se estaría cumpliendo según lo denunciado por el referido medio.

A pesar de toda esta campaña anti-democrática contra Humala, a la cual se ha sumado el Arzopisbo de Lima, el respaldo de la población a las propuestas de Gana Perú se mantiene intacto como signo del rechazo a lo más repulsivo de la política nacional representado por los regímenes corruptos de García y del reo Fujimori, quienes tienen a Keiko Fujimori como mascarón de proa.

Los trabajadores y trabajadoras tenemos un rol fundamental para derrotar a la dictadura Fujimorista y al APRA, teniendo en cuenta que fueron los Fujimori quienes arrebataron los derechos laborales de las familias peruanas, asesinaron a dirigentes sindicales, robaron las arcas del Estado, y profundizaron sus relaciones con el narcotráfico, además de entregar la soberanía nacional a los grupos de poder económico transnacional.

Nuestro voto a favor de Ollanta y la participación en el debate político en todos los espacios de la sociedad debe garantizar el no retorno de la dictadura al gobierno, y demandar el compromiso del nacionalismo con los cambios que el país reclama. Solo así se vislumbra la posibilidad de construir un Estado al servicio de las mayorías y no como ahora sometido a los negociados de empresarios mercantilistas y la corruptela política.

Nuestra lucha es contra los siameses de la corrupción, Alan García y Alberto Fujimori, quienes pretenden seguir en el gobierno para continuar expoliando a las familias, precarizando el presente y futuro de nuestra sociedad. Votar por Keiko significa votar por García y brindar impunidad al recluso Fujimori y a los mismos que usaron la represión y la muerte para imponernos un modelo económico que beneficia a los ricos y quita a los trabajadores el derecho de brindar una mejor calidad de vida a sus familias.

Share