LA ÉTICA DEL ESCRITOR


Entre la vilipendiada ética del escritor comprometido con su sociedad, la ética del escritor comprometido con su oficio y la ética del escritor comprometido con su billetera, ¿con cuál se quedan?


Antes de responder, lean este pasaje del primer capítulo del último libro de Santiago Roncagliolo, La cuarta espada, dedicado a contar la vida de Abimael Guzmán.


«¿Por qué un reportaje sobre Guzmán? Porque vende. O porque yo creo que vende. O porque es lo único que puedo vender. Siempre he sido un mercenario de las palabras. Escribir es lo único que sé hacer y trato de amortizarlo. Ahora vivo en España y trato de hacerme un lugar como periodista. Necesito algo novedoso, y el tema de actualidad en el último año, tras el 11-M, es el terrorismo.


«Para mi encuentro con el editor de El País Antonio Caño, preparé una batería interminable de argumentos obre lo necesario y vendedor que podía ser un reportaje sobre Abimael Guzmán: un vistazo al terror desde una perspectiva nueva, un tema violento y poco visto en la prensa, una encarnación del mal. Pero en realidad no era una idea brillante; era sólo mi única opción. Y él lo sabía:


«—¿Has pensado qué te gustaría escribir?


«—Pensé en una historia de Abimael Guzmán. Quizá una entrevista, si se puede.


«—¿En serio? Entonces ya está. Eso es lo que yo iba a proponerte. Pero tiene que ser rápido.


«Antonio es un hombre práctico.


«Un mes después, aterrizo en mi ciudad con la sensación de que me he metido en un lío. Para empezar, no sé nada realmente».


(Y Faverón Comenta:) No menos sorprendente que la declaración de que el interés de Roncagliolo en el tema del terrorismo es básicamente financiero, es el hecho de que también confiese no saber «nada realmente» sobre el tema un año después de haber promovido su novela Abril rojo como un hito en la recuperación de la memoria peruana sobre la violencia política.


(Nota del editor: Esta pesquisa del autor de la nota, Gustavo Faverón Patriau, constituye una respuesta a la pregunta: ¿Por qué los desarraigados se preocupan tanto por el tema de la violencia? Dicha respuesta puede tener varias aristas, las dos inmediatas que se proyectan son: a) su razón es el mercantilismo, y b) su objetivo es atacar la idea de que «la violencia es la partera de la historia», etc.)

Share