LA HERENCIA NO SE PREGONA, EL DEBATE ES SIN INSULTOS

Este asunto no es un tema solo de narradores, tampoco de críticos, tampoco de encumbrados escritores, ni de premiados, ni de los de afuera y los de adentro, es un tema de posición de clase, de debate con ideas no con insultos. Si no vemos ningún mérito o algún alcance al enemigo estaremos desarmados. Las artes marciales, ejemplo el Judo, utilizan la fuerza del contrincante.

Los que pretenden hacer fluir la derrota -involución del socialismo y cuyo hito aparente según dicen se dio con la caída del Muro de Berlín- con la derrota a la propuesta literaria de José María Arguedas, y de la literatura nacional y progresista, pretenden también hacer creer que la derrota de la España republicana, también es el fracaso de “España Aparta de mí este cáliz”, de Vallejo, y del “Guernica” de Picasso. Lo que a la larga es negado por la historia.

Me interesa precisar unos puntos concretos de lo señalado por Roncagliolo:

“En cambio, Mario Vargas Llosa es un autor blanco, liberal y urbano, que defiende la literatura como creación de un universo paralelo a la realidad, libre de subordinaciones ideológicas. Arguedas se suicidó en 1969, y tras el derrumbe de la izquierda política, sus libros fueron perdiendo visibilidad internacional. Vargas Llosa fue candidato a la presidencia, y hoy en día su nombre es reconocido en el mundo como sinónimo de la literatura peruana.”

Y todo eso es una mentira del tamaño del Estadio Nacional. Que Mario Vargas defiende a la literatura libre de subordinaciones ideológicas, ¡por favor! Ninguna literatura está libre del entorno, de la ideología del autor, siempre la literatura está presa, hay veces bien atendida con privilegios, con t.v. cable, etc, etc., otras veces en cárceles abarrotadas como en la cárcel de San Juan de Lurigancho, empero siempre está circunscrita a un entorno, aunque pretendan darle aires de locura a la imaginación.

Sobre el suicidio de Arguedas, a mi entender, es un faul artero, de mala leche, es un «Camino» de Argentina rompiéndole la pierna a Franco Navarro; pretende, en forma muy sutil, vincular el suicidio con el derrumbe de la izquierda política. La depresión de nuestro querido escritor José María Arguedas no tiene nada que ver con la derrota de la izquierda, sino con el nivel de avance de la ciencia médica, en el tratamiento de la depresión, es un tema médico, un tema de salud, según nos conversó alguna vez el maestro W. Delgado.

EN ESTE DÍA TAN IMPORTANTE SALUDO A LOS ESCRITORES, QUE SE CONGRATULAN POR LA GESTACIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA DEL PERÚ, FUNDADO POR UN PENSADOR, POETA, NARRADOR, ESCRITOR, PERIODISTA NO ACADÉMICO, SIN LAURELES QUE PREGONAR, CON SOLO PRIMERO DE PRIMARIA, HEREDERO DE LO MÁS PRECLARO DEL SOCIALISMO DE MARX, ENGELS, LENIN, ETC., Y QUE, CON UNA ACTITUD CREADORA Y GENIAL, SIN CALCO NI COPIA, FUNDÓ EL SOCIALISMO PERUANO: JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI.

Share