«Si no vives para servir, no sirves para vivir»
es el lema de los blogs de Julio Carmona
(editados con la colaboración de Juan Víctor Alfaro):
http://www.vosquedepalabrasvives.blogspot.com/
http://www.mesterdeobreria.blogspot.com/

No por unicornio deja
de seguir siendo cachudo,
un cuerno también semeja
tener en el alma un nudo.

El anuncio de la llegada del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa al país para la apertura de la Feria del Libro había generado una considerable polémica en los ámbitos políticos e intelectuales del país.

El escritor peruano es muy famoso y enormemente respetado por sus calidades literarias ; pero también es un político que fue candidato a Presidente en su país, y un hombre con contactos en diversas organizaciones y Fundaciones liberales de distintas partes del mundo. Como éste es en Argentina un año electoral, oficialistas y opositores especulaban sobre el carácter que asumirían las palabras del literato. Muchos, de uno y otro lado, esperaban un discurso de barricada que marcara un hito en la campaña electoral de los sectores antikirchneristas.

En realidad, la cosa fue muy distinta. Vargas Llosa habló de literatura, y defendió principios políticos generales (como la libertad de prensa) que nadie cuestiona en la Argentina.

Vargas Llosa es un hombre que tiene sus ideas, lo que está muy bien. Que las dice, lo que es también perfecto porque los demócratas creemos en la libertad de expresión. Y que explicó sus ideas con corrección y de una manera muy civilizada, como corresponde hacerlo.

Sin embargo, sus dichos me llevaron a realizar nuevamente una reflexión acerca de las ideas liberales, ideas que no son exclusivas de Mario Vargas Llosa sino que son defendidas por muchas personas, aquí y en otras partes del mundo.

Y, si he de ser sincero, a mi siempre los liberales me generan una serie de sentimientos que van de la perplejidad al temor…

Si analizamos los dichos de Vargas Llosa en estas horas, tanto en las palabras pronunciadas en la Feria como en un extenso reportaje publicado por “Página 12” (extenso y muy interesante), encontramos todos los lugares comunes de todo pensamiento liberal. Y están potenciados, debido al carácter de “converso” que tiene Vargas Llosa. El propio escritor peruano, en la entrevista de “Página 12”, dice respecto al desaparecido escritor Joseph Conrad algo que es aplicable a su relación con el liberalismo, relación bastante “perruna” (el adjetivo es de él) :

“Conrad era timorato políticamente por una razón obvia: era un recién venido a la nacionalidad británica. Por otra parte, tenía esa especie de lealtad perruna que tiene un inmigrante de primera generación al país que ha hecho suyo, que lo ha acogido y al que se ha integrado.” (1)

Vargas Llosa cuenta en el reportaje de “Página” cómo él fue derivando desde posiciones comunistas hasta el liberalismo, pasando por una fase socialdemócrata, debido a su desencanto con los aspectos autoritarios de la Revolución Cubana, y ante su desaprobación de la represión soviética a la “Primavera de Praga” de 1968. Sinceramente, y si bien me parece muy bien que repudie el envío de tanques contra manifestantes desarmados, no encuentro justificación para semejante deriva ideológica, ya que, desde la propia izquierda, sectores tan disímiles como los socialdemócratas y los trotskistas, también fueron críticos de los aspectos autoritarios del “socialismo real” en los países que seguían el modelo soviético. Es decir, podía criticar esas cuestiones sin hacerse liberal.

Luego Vargas Llosa ingresa a azarosos razonamientos para criticar a los que vinculan liberalismo económico con dictaduras, y para intentar “despegar” a los adalides del liberalismo económico de su apoyo a las mismas. Para lo cual uno simplemente podría recordar que los regímenes liberalísimos de los Estados Unidos han favorecido a lo largo del siglo XX infinidad de golpes de Estado en América Latina, han formado a militares autoritarios y torturadores, y han instalado y sostenido a dictadores pintorescos y siniestros como Trujillo, Somoza o Duvalier, y cito a estos tres aclarando que la lista es realmente larga.

Estas florituras y gambetas intelectuales en las que cae Vargas Llosa tratando de explicar cómo es que él defiende el liberalismo y la libertad pero que se opone a dictaduras como las latinoamericanas (que siempre se basaron en esos mismos principios y en intelectuales que pensaban como piensa él), tiene que ver con una vieja contradicción de base del pensamiento liberal. Porque, si uno los analiza con detenimiento, liberalismo político y liberalismo económico se contraponen, son incompatibles.

Le pido por favor al lector que no concluya que enloquecí y que siga mi razonamiento.

El LIBERALISMO POLÍTICO sostiene una serie de principios, los derechos políticos y civiles, que son iguales para todos : ricos y pobres, débiles y poderosos. Principios tales como la libertad de prensa y expresión, la libertad de culto, la propiedad privada o la libertad de circulación, entre otros. Es el Estado el que fija en constituciones y leyes estos derechos, y castiga a quienes no los cumplen a través de sus fuerzas de seguridad y de su sistema judicial. Es decir, EL ESTADO REGULA para evitar que el más fuerte se aproveche del más débil, y luego INTERVIENE cuando éstos principios son violados o amenazados.

¿Qué establece el liberalismo económico?… Exactamente lo contrario. A nivel económico los liberales plantean LA NO INTERVENCIÓN DEL ESTADO , el libre desarrollo de las fuerzas económicas siguiendo el principio del “laissez faire, laissez passer”, y confiando en el carácter regulador de las “leyes de mercado”, de la famosa “mano invisible” que corrige los desequilibrios “automáticamente”.

En palabras del propio Vargas Llosa :

“Que todo nazca del éxito, del esfuerzo, de la producción de bienes o servicios que benefician al conjunto de la comunidad. Que haya gentes que tienen mayores o menores ingresos en función de su excelencia, de su talento, es legítimo para un liberal.” (1)

Es decir, mientras que en política el liberalismo procura regular e intervenir para evitar que el zorro entre al gallinero, en el aspecto económico ve con muy buenos ojos que el zorro, mediante su “esfuerzo”, tenga “éxito” , en función de “su excelencia, de su talento” y someta a las pobres gallinas al poder aterrador de sus mandíbulas …

Esta contradicción de base, que no es de Vargas Llosa en particular sino del liberalismo como ideología, lo lleva luego a extrañas argumentaciones. Sostiene que gobiernos autoritarios que defendieron el liberalismo no son realmente liberales ; se extraña de que sus economistas preferidos sean vinculados a dictaduras, y sostiene que Ronald Reagan (un hombre que gastó miles de millones de dólares en armas y apoyó guerras y dictaduras en nombre de la “libertad”) es un ejemplo de un “populismo bueno”…

Dejé para el final lo que me pareció la perlita de las argumentaciones del insigne Premio Nobel. Su curiosa afirmación acerca de la historia argentina, contiene muchas pistas acerca de sus lagunas políticas y contradicciones intelectuales :

“Argentina era un país del Primer Mundo –aseguró– cuando tres cuartaspartes de Europa eran todavía el Tercer Mundo. Llegó a tener un sistemaeducativo tan avanzado que fue un modelo para el mundo. Casi llegó a acabar con el analfabetismo. Era una realidad que maravillaba al resto del mundo aprincipios del siglo XX. ¿Qué pasó para que este país que había dado esos pasostan absolutamente extraordinarios de progreso y que hoy debería tener el mismonivel de vida de Suecia, de Suiza..? ¿Por qué de pronto la violencia políticacobra fuerza y vienen dictaduras, viene represión, viene el terrorismo?” (2)

Es decir, para él Argentina, sólo por el hecho de que hacia digamos el año 1910, tenía un excelente sistema educativo, debía alcanzar una posición de privilegio en el concierto de las naciones . Por supuesto que la educación es enormemente importante, pero deja de lado cuestiones tan centrales como el sistema político que tenía el país por ese entonces (fraude electoral ), el sistema económico (un esquema agroexportador dependiente de una Inglaterra que ya había pasado sus mejores años, y que estaba por perder el tren de la historia), la explosiva situación social (huelgas combatidas con el estado de sitio y la “ley de residencia”), y el contexto mundial que marcaba tendencias que no favorecían al “modelo de desarrollo” adoptado por nuestro país.

Esa marketinera afirmación esconde, o un desconocimiento de la historia argentina y mundial, o un slogan político-ideológico muy superficial.

Pero, también resulta interesante analizar con qué países nos comparó. Porque Suiza se ha construido a partir de un sistema bancario tan “liberal” que ha guardado con toda seguridad los dineros de los zares, de los dictadores latinoamericanos, de los nazis, de los apparatchik de la URSS, de la CIA y sus sicarios, del narcotráfico, del trato de blancas, de jeques árabes muy poco liberales, etc, etc, etc…

Y Suecia es otro país tradicionalmente neutral que es un gran exportador de armas, y que fue el gran proveedor de hierro para la Wehrmacht de Adolf Hitler …

¿No podría haber elegido, estimado Vargas, un poco mejor los ejemplos?

Siempre me ha parecido aterrador el pensamiento liberal. Son fanáticos de una ideología que se presenta como “realista” pero que por el contrario le da la espalda a la realidad. Realidad que siempre les aparece como un obstáculo, como un fenómeno molesto al que hay que desplazar …Por eso siempre los planes económicos liberales empiezan con un “plan de ajuste”, es decir, un plan que permite “remover” una realidad impura que no comulga con la prístina teoría de los liberales … Pero es una realidad integrada por personas …

La Realidad como Obstáculo … me da miedo …

Tenemos el honor de tener a Mario Vargas Llosa en el país. Que hable de lo que quiera, pero esperemos que se centre en la Literatura, que es el terreno en el que es una autoridad mundial. Porque, como buen liberal, cuando comienza a hablar de política, ingresa a un mundo paralelo, a una realidad virtual que ellos han construido a lo largo de doscientos años .Una realidad virtual en la que comienzan a bailar con los unicornios. (3)

Adrián Corbella, 22 de abril de 2011.

NOTAS :

(1) Tomado de : http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-166793-2011-04-22.html

(2) Tomado de : http://tiempo.elargentino.com/notas/vargas-llosa-bajo-los-decibeles-y-de

(3) Conferencia completa de Vargas Llosa en : http://www.planbnoticias.com.ar/index.php?option=com_content&view=articl

Share