«Si no vives para servir, no sirves para vivir»
es el lema de los blogs de Julio Carmona
(editados con la colaboración de Juan Víctor Alfaro):
http://www.vosquedepalabrasvives.blogspot.com/
http://www.mesterdeobreria.blogspot.com/

Me pregunto: ¿hablara igual
sin los dólares de USA,
este espejo de Medusa
que el pueblo le cae mal?

DESPUES DE LA POLEMICA, LLEGA, AL FIN, EL NOBEL DE LITERATURA MARIO VARGAS LLOSA

El escritor peruano hablará el miércoles en la Feria del Libro, pero antes participará en el encuentro de la neoliberal Mont Pelerin Foundation. Compartirá cartel con Mauricio Macri y un ex ministro de Economía de Pinochet.

Viene Mario Vargas Llosa. Y con él llegan sus amigos neoliberales a participar de un nuevo congreso en el Hotel Sheraton de Buenos Aires, donde debatirán sobre “el desafío del populismo en América latina”. Por supuesto, contarán con las palabras de bienvenida del jefe de Gobierno, Mauricio Macri. La polémica por el discurso inaugural en la Feria del Libro de Vargas Llosa lo catapultará al centro de la escena esta semana y le permitirá exponer una vez más su nostalgia por los noventa. El Premio Nobel de Literatura será el principal invitado al encuentro de la neoliberal Mont Pelerin Foundation, que incluye charlas con títulos como “¿Por qué es el populismo tan popular y el capitalismo tan temido en el mundo hoy?. El certamen finalizará este miércoles con un día de campo (o “at the countryside”, como dice el programa, que no se consigue en castellano) en el que los asistentes disfrutarán de empanadas y asado, mientras lo escuchan a Vargas Llosa hablar sobre el populismo una vez más.

El primer desembarco de los referentes del neoliberalismo fue en pleno conflicto con las entidades rurales en 2008. Invitado por la Fundación Libertad de Rosario, Vargas Llosa asistió a ese encuentro, al que también fueron los ex presidentes Vicente Fox, José María Aznar y el halcón Roger Noriega, ex secretario de Asuntos Latinoamericanos de Estados Unidos. “Cristina Kirchner está muy cerca del populismo”, había dicho Vargas Llosa en ese encuentro.

Macri luego institucionalizó las visitas de los neoliberales, que suelen recalar en la Legislatura porteña una vez por año, con Aznar a la cabeza. Este encuentro, en cambio, será en el Hotel Sheraton y tendrá como anfitriona a la Mont Pelerin Society, que reivindica la figura de su fundador y prócer del neoliberalismo Friederich vos Hayek.. Se trata del segundo “regional meeting” de ese think tank creado durante la Guerra Fría y el primero que hace en Argentina. Los participantes deben pagar hasta mil dólares de inscripción por persona.

A los yates

La llegada de Vargas Llosa fue precedida por la polémica con el presidente de la Biblioteca Nacional, Horacio González, a raíz de la participación del escritor peruano en la inauguración de la Feria del Libro de este miércoles. El escritor y frustrado candidato presidencial de Perú le contestó con una nota titulada “Piqueteros intelectuales” –que sigue en la portada de la Fundación Libertad–, en la que pregunta: “¿Qué quieren, una nueva Cuba?”. Los discursos del congreso de la Mont Pelerin estará a tono con esa pregunta.

La cena inaugural en el foyer del Hotel Sheraton de Retiro la presidirá el titular de la Fundación Libertad de Rosario, Gerardo Bongiovanni, un hombre de la Ucedé que se recicló en Recrear. También estarán Ed Feulner, que supo ser presidente de la muy republicana Heritage Foundation, y el ex primer ministro de Estonia Marc Laar, quien creó una fundación para investigar “los crímenes del comunismo” y es líder del partido conservador Pro Patria Union.. El lunes, el hijo de Vargas Llosa, Alvarito, dictará cátedra sobre “Cómo superar la debilidad institucional en América latina”, acompañado por el neocon Andrei Illarionov, del ultraconservador CATO Institute. La gloria del anticastrismo Carlos Montaner, el ex presidente de Bolivia Jorge “Tuto” Quiroga –un neoliberal que sucedió al dictador Hugo Banzer– y el chileno Sebastián Edwards expondrán sobre “El populismo en América Latina”.

Para el almuerzo, escucharán al chicago boy Kevin Murphy y luego tendrán una teleconferencia con el Premio Nobel de Economía Gary Becker, otro de los popes de la escuela de Chicago, quien propuso vender visas para que los inmigrantes financien su entrada a los países que les dan trabajo. Más tarde, podrán escuchar sobre el “éxito del caso chileno” de la boca de Carlos Cáceres, ex ministro de Economía del dictador Augusto Pinochet. O bien recibirán instrucciones de los representantes de The Manhattan Institute –el que armó la doctrina de la “tolerancia cero” implementada por el alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani– sobre el rol de los think tanks neoliberales.

El martes, Jorge Avila, del CEMA, y Alberto Benegas Lynch, un discípulo local del CATO Institute, disertarán no acerca del menemismo explícito sino sobre “La defensa del libre mercado” (no confundir). Luego, en otra conferencia, el presidente de la Fundación Atlas, Alejandro Chaufen, los correrá a todos por derecha. A la misma mesa, estará sentado el precandidato a jefe de Gobierno Ricardo López Murphy, quien deberá irse rápido si no quiere cruzarse con su ex socio, Macri.

El jefe de Gobierno hará su entrada el martes al mediodía para darle la bienvenida al grupo de neoliberales de visita. Lo acompañará un enviado de su amigo Sebastián Piñera, el secretario general de la Presidencia, Cristian Larroulet. Luego, Marcos Aguinis y Jorge Edwards hablarán sobre “Literatura y libertad”. Acerca de “La gran contradicción de Argentina” disertarán más tarde el presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, el historiador Roberto Cortés Conde y Guillermo Yeatts, el presidente de la Fundación Atlas 1853 (una versión local y aún más conservadora de la estadounidense).

El Instituyo Ayn Rand y la FAES de José María Aznar se angustiarán ante la pregunta “Why is populism so popular and Capitalism so feared in the world today?”. Luego de dejar atrás la nostalgia por los buenos viejos tiempos, los asistentes podrán escuchar la conferencia de cierre a cargo de Mario Vargas Llosa, quien dijo que, a raíz de la polémica por su llegada, va a tener que hacer un esfuerzo y “hablar de política”. El tema de su charla, para variar, será el populismo.

Texto tomado del Diario «Página 12» de Buenos Aires

Share