Aunque sé que mi voz no será oída

En las nubes del poder o en su basura

Hago como el amor o la hermosura

Que van bajando y se creen de subida

Despertando en cualquier amanecida

Y en brazos sin sospecha de locura

Eso es morir de luces en oscuras

Con ganas infinitas encendidas

No se desprecia nunca lo ofrecido

Aunque un mísero beso sea la ofrenda

Todo es digno de ser muy bienvenido

La flor en cieno también es pudenda

Si la vida ni la muerte eligen nido

Aunque la suerte a veces las remienda

 

Julio Carmona

golondrina

Share